Pesca mediante almadraba en Cádiz

Antes de contextualizar esta fotografía expliquemos que es una almadraba. Una almadraba es una forma de pescar el atún empleada en su mayor parte en las costas andaluzas. Esta palabra tiene origen árabe (almádraba) y significa lugar donde se golpea o lucha. Esta técnica se viene usando desde época prerromana. Este sistema consiste en un laberinto de redes donde quedan atrapados los atunes (aún con vida) y cuando hay suficientes se procede a la levantá, elevando a los atunes para proceder a su captura.


Atunes rojos recogidos por los pescadores de Barbate
  • Título: Atunes rojos recogidos por los pescadores de Barbate
  • Lugar: Barbate, Cádiz
  • Fecha: 2017
  • Autor: Román Ríos
  • Origen: Agencia EFE

Comentario

“Cada mes de mayo, las cuatro almadrabas que trabajan en el mar de Cádiz reviven el rito de esta pesca artesanal, milenaria y que tiene como protagonista al atún rojo salvaje que en esta época, cuando viaja del Atlántico al Mediterráneo para desovar, se convierte en un preciado manjar.

Entre setenta y ochenta personas, entre marineros y buzos, trabajan en una "levantá", como se conoce la captura del atún rojo que practican las almadrabas de las localidades gaditanas de Barbate, Conil de la Frontera, Tarifa y Zahara de los Atunes. Para realizar una "levantá", varias embarcaciones rodean el enjambre de redes que previamente se ha establecido a unos tres kilómetros de la costa, con unos 34 metros de fondo, para atrapar a los atunes en la época de sus migraciones, cuando su grasa es de mejor calidad.

Tirando de las redes, los almadraberos hacen que los atunes lleguen al denominado "colador", donde, con la ayuda de buzos, se eligen los ejemplares que están listos.

Un golpe certero con una vara, un sistema usado porque provoca una muerte sin estrés, es uno de los detalles que se han modernizado en esta pesca que antiguamente utilizaba cuchillos y teñía el mar de sangre.

Una grúa ayuda a extraer del mar los atunes, de unos 300 kilos, hasta los barcos que los llevan a tierra para proceder a su "ronqueo", como se conoce, por el ruido que hace, el despiece de este pescado del que, dicen, se comen, "hasta los nadares".”

Autor/a: Marta Roca Camino 

2º Grado de Gestión Cultural - Historia del Mundo Contemporáneo 

Prof: Francisco Contreras